Previo a la consulta

Causas de la obesidad

¿Por qué soy obeso?

  • La obesidad se define como el acúmulo excesivo de energía en forma de grasa, que tiene efectos adversos en la salud y en la duración de la vida. La evaluación del exceso de peso se realiza en función del índice de masa corporal (IMC), una herramienta que correlaciona el peso con la altura. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 1.000 millones de personas de todo el mundo tienen sobrepeso y de éstos, al menos 300 millones tienen sobrepeso grave o son obesos.
  • La obesidad en todas las edades se ha incrementado de forma alarmante en las últimas décadas en todo el mundo, hasta el punto que la OMS utiliza la expresión “Epidemia Mundial”. En España, según el estudio “ENRICA” de 2011, indica que el 62% de la población española de entre 18 y 65 años de edad sufre sobrepeso u obesidad.
  • Cuando se llega a una obesidad en grado severo (IMC mayor de 35 Kg/m2), se produce un cambio en el metabolismo de esa persona, de manera que se facilita la ganancia progresiva de peso, y se vuelve muy difícil perder peso.
  • Lo más probable es que la obesidad mórbida resulte de una combinación de influencias genéticas, psicosociales, ambientales, sociales y culturales que interactúan y dan como resultado un problema complejo que afecta tanto la regulación del apetito como el metabolismo de la energía. La obesidad mórbida no parece ser una simple falta de control de parte del paciente.

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

  • Genética: Estudios en gemelos, niños adoptados, gen de la “obesidad”
  • Fisiológica: la proteína leptina, una disminución de los receptores de estiramiento, la pérdida del mecanismo de saciedad (hipotálamo)
  • Evolutiva: de conducta, tradición familiar, consolar a los niños dándoles comida, adicción.
  • Sexo (80% mujeres): componente de grasa más alto
  • Socio-económico: Clases sociales con ingresos altos / bajos, aspectos culturales.
  • Psicosocial: mecanismo de defensa (p. ej. estrés, abuso)
  • Social: la comida rápida y a domicilio (hamburguesas, pizzas, pasteles, patatas fritas…)
  • La tecnología (ordenadores, videojuegos, televisión, mandos a distancia…) han provocado la disminución del gasto de energía. 

Previo a la consulta

¿Qué enfermedades se asocian a la obesidad?

Obesidad

Los pacientes con una obesidad moderada, que presenten un índice de masa corporal (IMC) mayor 30 Kg/m2, comparándolos con una persona en su peso ideal,   aumentan el riesgo de morirse en un 55%, de padecer enfermedades de las arterias coronarias en un 70%, de infarto agudo de miocardio en un 75% y de padecer diabetes en un 400%. Los hombres obesos mórbidos con un  IMC entre 25 y 35 Kg/m2, tienen una probabilidad de morirse 12 veces mayor que los hombres con peso normal

En España, la probabilidad de sufrir  Diabetes tipo II, en pacientes con una obesidad mórbida con un índice de masa corporal mayor de 40 Kg/m2, es del 34,6 %. Los pacientes diabéticos obesos mórbidos intervenidos curan o mejoran su diabetes en el 80 por ciento y disminuyen la probabilidad de padecer un infarto agudo de miocardio y también los pacientes obesos no diabéticos intervenidos, disminuyen la probabilidad de padecer diabetes.

Obesidad

El síndrome metabólico es un grupo de cuadros, que aumentan el riesgo del paciente para desarrollar una enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2. Estos cuadros son:

Hipertensión arterial

Aumento de los niveles de azúcar

Bajos niveles sanguíneos de HDL, el colesterol bueno

Niveles sanguíneos elevados de triglicéridos, un tipo de grasas

Exceso de grasa alrededor de la cintura

Recursos para pacientes

La causa puede ser resistencia a la insulina

Recursos para pacientes

La insulina es una hormona que produce su cuerpo para ayudar a convertir el azúcar proveniente de los alimentos en energía para el organismo. Si usted tiene resistencia a la insulina, se acumula un exceso de azúcar en la sangre, preparando el escenario para la aparición de la enfermedad.

A medida que el índice de masa corporal aumenta, aumenta el riesgo de padecer enfermedades de las arterias coronarias las cuales se estrechan o bloquean y disminuye la circulación de sangre que llega al músculo cardíaco aumentando las posibilidades de ataques o infartos agudos cardíacos . La obesidad también aumenta las posibilidades de sufrir insuficiencia cardíaca.

Numerosos estudios relacionan la obesidad con un mayor riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer pero en especial cáncer de colon, mama, pulmón, endometrio y vesícula biliar. En la mayoría de casos no sólo la obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer sino que además el exceso de peso supone un mayor riesgo de recaída (una vez llevado a cabo un tratamiento) y un mayor riesgo de morir por cualquiera de estos tipos de cáncer.

Obesidad

Los trastornos y problemas respiratorios también aumentan con la obesidad.

Asma, la apnea obstructiva del sueño y una mayor prevalencia a desarrollar cáncer de pulmón son otras enfermedades que se dan en mayores porcentajes entre la población obesa.
Obesidad

A nivel del aparato digestivo

Los pacientes obesos tienen mayor frecuencia de tener cálculos en la vesícula biliar, el hígado graso La mayoría padecen de reflujo gastroesofágico (sensación acidez y quemazón que va desde el estómago a la garganta), a veces asociado a una hernia de hiato.
Obesidad

La Osteoartritis, artritis y dolor en las articulaciones se asocian también con la obesidad.

En la actualidad en España, la mitad de pacientes con artrosis son obesos. La sobrecarga en las rodillas produce artrosis con el consiguiente dolor y la consiguiente limitación de movimientos; no sólo la aparición sino la progresión de la enfermedad también se ve claramente influenciada.
Obesidad

En las mujeres con obesidad

Son frecuentes los problemas de infertilidad y síndrome de ovario poliquístico, existiendo una mayor frecuencia de abortos espontáneos, embarazos complicados así como una mayor prevalencia a padecer problemas de incontinencia urinaria.

Otras enfermedades

  • Varices en las piernas

  • Disfunción eréctil en los hombres

  • Migraña

  • Problemas dermatológicos crónicos.

  • El superávit de lípidos (grasas): Debilita el sistema inmunológico y reduce la capacidad de los glóbulos blancos

  • Importantes problemas psicológicos y de relaciones sociales

  • Cuadros de depresión y ansiedad

Todo esto, asociado a un número considerable de patologías anteriormente descritas, lleva al paciente obeso a tener muy mala calidad de vida.