Apnea del Sueño y Obesidad: Mejora tras la cirugía de la obesidad

El SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño) es un trastorno común en el que la persona que lo sufre sufre una o más pausas en la respiración mientras está durmiendo. Las pausas son de diversa duración y habitualmente suceden entre 30 veces o más por hora. Por lo general, la respiración vuelve a la normalidad, a menudo con un ronquido o un  sonido parecido al que una persona hace cuando se atraganta.

Se trata de un problema crónico (constante) de salud que altera el sueño y que hace que la persona no descanse lo suficientemente bien con las consecuencias que ello conlleva (somnolencia durante el resto del día, sensación de cansancio, etc..)

La apnea del sueño es un trastorno que está presente en aproximadamente el 70% de los pacientes con obeCirugía de la Obesidad en Sevillasidad. Cuando estos pacientes se someten a una intervención de cirugía de la obesidad diferentes estudios han demostrado que se da una disminución de la severidad de la apnea en todos los casos y alrededor de un 80% de los operados dejan el tratamiento dada la mejora que experimentan tras la cirugía de la obesidad.

Una vez más vemos que la cirugía de la obesidad no sólo sirve para solucionar un problema de exceso de peso sino que colateralmente tiene un efecto positivo en la mayoría de trastornos y enfermedades que se asocian a la obesidad: Diabetes Tipo2, Hipertensión, Patologías digestivas de diversa índole (hígado graso, reglujo gastroesofágico, litiasis biliar, etc..), problemas de infertilidad, y diferentes tipos de cáncer cuya incidencia disminuye en pacientes obesos operados de obesidad con técnicas de cirugía bariátrica como el bypass gástrico, tubo gástrico, etc..

En resumen: Con una intervención probablemente nos estemos ahorrando otras muchas intervenciones o tratamientos médicos a los que más tarde o más temprano acaban enfrentándose aquellos pacientes con problemas de obesidad grave.