Ejercicio físico tras una cirugía de la obesidad

Tras una intervención de reducción de estómago para tratar un problema de obesidad es indispensable que, una vez transcurrido el tiempo necesario tras la operación, el paciente empiece a practicar algo de ejercicio físico.

practicar ejercicio tras una cirugía de la obesidad

La práctica de ejercicio físico hace que

.Los resultados de la reducción de estómago sean mejores tanto en términos de pérdida de peso como de mantenimiento de esa pérdida de peso.

Un estudio*comparó la evolución  de pérdida de peso de  pacientes operados de bypass gástrico que hacían ejercicio un mínimo de media hora dos días por semana con otro grupo de pacientes operados con la misma técnica que no practicaban ninguna actividad física. La diferencia al año de la reducción de estómago fue que los que hacían ejercicio consiguieron bajar un  5,2% más el IMC que los que no (y esta cifra que parece poco, cuando hablamos de kilos de sobrepeso es mucho).

.Las mejoras en la salud sean más notables. Además de las muchas mejoras derivadas de la reducción de estómago y de la pérdida de peso, el paciente se empieza a sentir más ágil, y capaz para hacer cosas que antes no hacía con la repercusión positiva que conlleva.

¿Cuándo empezar a practicar ejercicio tras una intervención de bypass gástrico o tubo gástrico?

Si bien esta recomendación variará para cada persona y por tanto siempre deben seguirse las indicaciones del especialista, en términos generales entre las 4 y 6 semanas después de la cirugía ya puede se puede incluir en la rutina diaria la práctica de ejercicio.

¿Cuánto tiempo, qué tipo de ejercicio practicar?

Lo importante es que el hábito de practicar algo de ejercicio se convierta en una rutina. No tiene sentido un día estar una hora caminando y luego estar seis días parado. Para que la práctica de ejercicio sea saludable y el esfuerzo sea el adecuado lo ideal es dedicar 30 minutos al día durante 2-3 días por semana.

Cuando hablamos de practicar ejercicio no nos referimos a hacer deporte. Bastará con andar a paso ligero, salir a caminar, nadar, ir en bicicleta, bailar,etc.. en definitiva cada persona debe buscar aquella actividad que más le fácil le resulte realizar pero con el objetivo de que no se trata de ir al gimnasio o hacer deporte de forma rigurosa sino de «moverse».ejercicio físico tras cirugía de la obesidad
En cualquier caso, lo importante es no caer en el sedentarismo ya no sólo por el sobrepeso sino porque con independencia de los kilos de más (que en el caso de una intervención de cirugía dde la obesidad se habrá perdido en un porcentaje medio estimado de entre un 60-80% de exceso de peso) el sedentarismo no es bueno para la salud.

 

 

* Según estudio: Participation in 150 min/wk of moderate or higher intensity physical activity yields greater weight loss after gastric bypass surgery