Día Mundial de la Obesidad

El 4 de Marzo es el día elegido para celebrar el Día Mundial de la Obesidad, una enfermedad que además de afectar a la calidad de vida, resta de media 10 años de esperanza de vida. Actualmente la obesidad se considera la quinta causa de muerte en el mundo. Y es que sin ánimo de ser alarmantes, la obesidad es un factor de riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer (principalmente de mama, colon, útero, cabeza y cuello, y próstata).

El hecho de tratarse de una enfermedad crónica dificulta que el paciente pueda combatirla por sí mismo. Recordamos que una enfermedad crónica es aquella de larga duración y por lo general, de progresión lenta, toda enfermedad que tenga una duración mayor a seis meses puede considerarse como crónica.

La mayoría de personas con obesidad llevan años arrastrando el problema y es por ello que les resulta extremadamente díficil el poder perder peso por sí mismos. A más años de obesidad, más difícil es el combatirla. Afortunadamente técnicas propias de la cirugía de la obesidad han demostrado su eficacia y el bypass gástrico, la banda gástrica y el tubo gástrico facilitan que personas que llevan años arrastrando esta enfermedad crónica, logren una pérdida de peso que les permite conocer una realidad muy diferente a la vivida hasta la fecha.

La cirugía de la obesidad no solo trae consigo la pérdida de peso sino la mejora de muchas comorbilidades asociadas a la obesidad: diabetes tipo 2, hipertensión, asma, problemas de fertilidad, problemas en las articulaciones y una larga lista de problemas de salud que sin duda inciden en el día a día.