Efectividad de las dietas en la prevención de la obesidad

Ninguna enfermedad genera tantos «remedios» como la obesidad. Hay dietas y remedios de todo tipo y todas tienen sus seguidores sin embargo una gran mayoría carece de investigaciones y estudios que avalen su eficacia a largo plazo.

cirugía de la obesidad bypass gástrico tubo gástricoEn casos de personas con obesidad, lo habitual es haber hecho dieta en varias ocasiones a lo largo de la vida. En determinadas etapas se pierde peso pero la realidad es que en muchos casos ese peso perdido se vuelve  a recuperar al cabo de un tiempo.

Existen varios estudios que demuestran que, a pesar de que en muchos casos la dieta se inicia con mucha motivación y ganas, al cabo de  un tiempo se acaban abandonando los buenos hábitos (a menos que la dieta se acompañe de un tratamiento específico para combatir la obesidad).

La dificultad de perder peso y cumplir con una dieta puede estar- en parte- en el enfoque individual del tratamiento de la obesidad. En Francia se llevó a cabo un interesante experimento con el fin de valorar cuánto efectivas son las campañas de prevención de la obesidad.

De este modo en un pueblo se invitó a todos los habitantes (profesores, propietarios de comercios, doctores, farmaceúticos, empleados clubs deportivos, propietarios restaurantes, etc..) a concienciar a los más pequeños sobre obesidad infantil y cómo prevenirla. De este modo en la localidad se aplicaron diferentes medidas para facilitar esta concienciación habilitando zonas de juego,  rutas para caminar, talleres para aprender a comer de forma más saludable, etc…

El resultado de esta acción fue que la prevalencia a la obesidad infantil descendió hasta un 8,8% mientras que para el mismo periodo en las localidades de al lado el % se incrementó hasta un 17,8%.

Este enfoque de tratar la obesidad «en grupo, en comunidad»se está probando ahora en otras localidades europeas ya que se cree que la prevención cuando se trabaja a nivel del ámbito de una comunidad (en grupo) funciona mejor y que lo mismo ocurriría en el caso de facilitar un mejor cumplimiento y seguimiento de unos buenos hábitos alimenticios.

Todo esto si hablamos de Prevención.

Cuando la obesidad ya se ha «instalado» en nuestras vidas la forma más efectiva y médicamente contrastada de tratar la obesidad es mediante técnicas propias de la cirugía de la obesidad como son el tubo gástrico/manga gástrica o el bypass gástrico.