Mejoras tras una operación de cirugía de la obesidad

Perder peso no es la única ventaja de someterse a una operación de reducción de estómago.

De hecho, la mayoría de nuestros pacientes operados de obesidad con técnicas como el bypass gástrico o tubo gástrico no señalan la pérdida de peso como su principal logro sino la ganancia de calidad de vida obtenida tras la cirugía de la obesidad.

Pero además, de la pérdida de peso y la mejora de la calidad de vida hay otras muchas mejoras relacionadas con la pérdida del exceso de peso. Algunas son más conocidas como por ejemplo la mejora de la diabetes tipo2 y otros indicadores de riesgo cardiovascular como la hipertensión o el colesterol. Seguramente también habrás oído hablar de mejoras relacionadas con problemas de fertilidad. La mejora de enfermedades asociadas a la obesidad como la apnea del sueño también es un hecho demostrado. También la mejora de las relaciones sexuales. Pero más allá de todas estas mejoras “más conocidas” atribuibles a la pérdida de peso, existen otras muchas que la mayoría de personas desconocen. Te indicamos cuales:

1).- Mejora de alergias y reducción de la posibilidad de sufrir asma

La obesidad aumenta la inflamación sistémica y la probabilidad de estrés respiratorio, lo que no solo puede exacerbar los síntomas del asma, sino también aumentar la probabilidad de desarrollar asma.

2).- Mejora de la salud cutánea

Estrías, las venas varicosas, los papilomas cutáneos, los parches cutáneos oscurecidos y las infecciones cutáneas son comunes entre las personas obesas. La circulación sanguínea de la piel se ve alterada por niveles de grasa subcutánea más altos de lo normal. La pérdida de peso supone una mejoría de la apariencia de la piel en general.

3).- Menores posibilidades de sufrir depresión

La relación entre obesdiad y depresión ha sido sobradamente demostrada. Las personas obesas tienen un 20% más de probabilidades de padecer depresión. Lo que no está claro es la relación entre ambas: La depresión lleva a la obesidad o ¿es al revés?. Lo cierto es que ambas están interrelacionadas. Cuando se consigue frenar la obesidad y perder peso, mejora el estado de ánimo por lo que resulta más difícil caer en episodios de depresión.

4).- Disminución de problemas de artritis. Cada kilo de más supone una presión adicional sobre nuestras rodillas por lo que es fácil comprender cuánto puede mejorar esta afección con la pérdida de peso.

5).-Mejora de las habilidades cognitivas  en personas de más de 50 años.

Diferentes estudios han relacionado la obesidad y la presión arterial alta con la pérdida de memoria y habilidades cognitivas. Sin embargo, otros estudios también determinaron que las personas obesas que se sometieron a cirugía bariátrica lograron una mejor memoria 12 semanas después de la intervención.

…..y esto son solo algunos ejemplos más. La lista de mejoras que supone para la salud la pérdida de peso es extensa, de ahí que la mayoría de nuestros pacientes hablen de una “mejora en la calidad de vida” tras la intervención en términos generales. Es decir, el tratamiento de la obesidad no se resume en el hecho de perder peso sino en todo aquello que nos aporta esa pérdida de peso.

Obesidad mejoras en la salud tras operación cirugía obesidad

Deja una respuesta